martes, 25 de noviembre de 2008

Remember Asakusa-Akiba


Echo de menos todo aquello, los grandes edificios, los neones, la publicidad agolpandose sobre tí, la comida buenísima, los desayunos del Edoya, como decían por el altavoz del metro “Tokio Metoro suyima asakusa bashi asakusa bashi…” los dibujos manga por todos lados y la amabilidad y lo servicial de la gente de allí. Lo único que no hecho de menos es el calor que nos tragamos la primera semana que fuimos por la ola de calor que pillamos y las horas en el avión sobretodo cuando sobrevolabamos sibera a -61º como para piñarte… :3
Nada más llegar a Tokio fuimos a Akihabara era domingo y la calle la habían hecho peatonal, os podeis imaginar la impresión que nos dio ver aquello lleno de gente extraña, edificios inmensos, miles de tiendas de electrónica y el jet lag que traíamos aquello era como si estuvieramos soñando…

Y que decir de Asakusa y su mercadito inmenso y su templo con el autentico dragon de bola de drac jeje que bueno. Y del niñito que nos encontramos en la entrada con su madre que nos fotografió con el y a Bea le dió un regalo por acerse la foto con el chiquillo que el pobre tenia un calor con su yukatita que mono fijaos en esa risita falsa de mama leñe vamonos ya a casa…jeje

2 comentarios:

Artus dijo...

La verdad es que a veces se hecha mas de menos aquello, yo sobre todo cuando veo la mierda en las calles, y el domingo que fuimos a un barranco a hacer fotos y primero tuvimos que limpiar un poco la zona ¡-¡

Jane dijo...

That little Japanese girl is so lovely in her tranditional dress!