martes, 4 de diciembre de 2007

LA GEISHA MAS ANCIANA DEL MUNDO


Está muy orgullosa de seguir en activo
Es una maestra en la tradición musical y el arte del baile de las geishas.
A sus 98 años, Kokin es la geisha más anciana de Japón y está muy orgullosa de seguir en activo, preservando así la tradición musical y el arte del baile propios de las geishas.
Su gracia y su energía es lo que cautiva a sus clientes
Su gracia, su talento y su energía, intacta a su avanzada edad, es su principal arma para cautivar a sus clientes.
Ella confía en que la elegancia y dedicación de las geishas todavía pueden combatir la era moderna del karaoke y los videojuegos.
Las geishas
Su origen, se centró en ser las profesionales del entretenimiento. Eran mujeres que utilizaban sus habilidades en distintas artes japonesas, música, baile y narración. Sin embargo, nunca recurrirían al sexo, que eran la labor de cortesanas profesionales.
Se basan en la seriedad japonesa que se fundamento en el respeto a la cultura japonesa y sus tradiciones.
Acutalmente, las geishas modernas aún viven en tradicionales casas de geisha llamadas okiya en áreas denominadas hanamachi.

4 comentarios:

Artus dijo...

Joder que miedo que da esta japonesa, tiene los ojos escondidos tras la piel, supongo que cuando trabaje le pintarán una cara no?
Pero ojalá llegue yo a esa edad lúcido como ella.

Ingrid dijo...

No se si has leído el libro: Vida de una geisha de Mineko Iwasaki. Es un libre escrito por una geisha real que explica su vida real. Lo escribió a raíz de la publicación libro famoso Memorias de una geisha sobre el que se basa la famosa película con el mismo nombre. El motico fue desmentir el tópico sexual de las geishas. Es un libro preciso con fotografías de ella con sus kimonos.

Nuri dijo...

sI ARTUS DA UN POQUILLO DE MIEDO LA MUJER...

iNGRID, SI HE OIDO HABLAR DEL LIBRO ME PARECE MUY INTERESANTE LO TIENES??

Nuria (Nihon mon amour) dijo...

Hola!
Yo, aparte de recomendarte Vida de una geisha, de Mineko iwasaki, también te recomiendo Geisha, escrito por Liza Dalby. Ella fue una norteamericana que para escribir su tesis doctoral de antropología convivió durante año y medio con las geishas de Pontocho (Kyoto) trabajando como geisha. Es muy interesante.
Un abrazo!!!
PD: Me cambié de servidor del blog. Si vas al blog de Blogger, podrás encontrar el nuevo enlace!!